Tu Aove Gold Standard​

OlivumNG

Una nueva generación
de AOVE

Aceite de Oliva Virgen Extra obtenido directamente de aceitunas, solo mediante procesos mecánicos y cuya extracción se realiza en frío.

OlivumNG ha sido cuidadosamente seleccionado entre muchos aceites de oliva por tener un alto contenido en antioxidantes propios del Aceite de Oliva Virgen Extra.

olivumNG tiene en su interior polifenoles naturales como hidroxitirosol, Oleuropeína y Oleocantal, responsables entre otros, del efecto antioxidante, cardiosaludable y antiinflamatorio del Aceite de Oliva Virgen Extra.

Los polifenoles presentes en olivumNG contribuyen a la protección de los lípidos circulantes, frente al colesterol LDL y al estrés oxidativo. Hidroxitirosol y sus derivados de olivumNG han sido analizados por métodos de cuantificación oficiales y acreditados. Tal es así, que la ingesta diaria de 20 g de este Aceite de Oliva Virgen Extra provee de los beneficios de salud descritos en la declaración de salud de la EFSA (Regulación Europea 432/2012), con especial énfasis en la protección de los lípidos sanguíneos contra la oxidación.

En este olivumNG, se cumplen los métodos ancestrales de recogida manual de la aceituna tradicional, a la vez que se utiliza la más alta tecnología a la hora de la determinación cualitativa y cuantitativa de los componentes saludables presentes en este Aceite de Oliva Virgen Extra Premium.

La más alta calidad del
Aceite de Oliva

Existen en el mercado varios grados en la calidad del aceite de oliva, con diferencias en términos de producción, calidad, y aptitud aptas para el consumo. AOVE demuestra la más alta calidad de Aceite de Oliva.

Para evitar confusión y contradicciones a nivel del consumidor, el Aceite de Oliva Virgen Extra – AOVE debe quedar definido en calidad y caracterizado por parámetros oficiales relacionados con su química y sus parámetros organolépticos.
AOVE es el zumo natural y fresco de la oliva con la máxima calidad y el mínimo procesado industrial. El AOVE debe tener una acidez libre, expresada en ácido oléico libre, nunca superior a 0,8 gramos por 100 gramos de aceite y no debe contener defectos sensoriales.

Además, el AOVE debe mostrar todas las demás características que corresponden con los métodos estándar oficiales referentes a composición química y parámetros de calidad. Para su consumo, el AOVE tiene que cumplir con todos los requisitos relacionados con el etiquetado y el envasado.